Diseñan transistores de potencia ultra baja que podrían funcionar durante años sin una batería

Diseñan transistores de potencia ultra baja que podrían funcionar durante años sin una batería

El desarrollo de una nueva forma de transistor abre un abanico de nuevas aplicaciones electrónicas, incluidos los dispositivos portátiles o implantables, reduciendo drásticamente la cantidad de energía utilizada. Los dispositivos basados ​​en este tipo de transistor de potencia ultra baja, desarrollado por los ingenieros de la Universidad de Cambridge, podrían funcionar durante meses o incluso […]

El desarrollo de una nueva forma de transistor abre un abanico de nuevas aplicaciones electrónicas, incluidos los dispositivos portátiles o implantables, reduciendo drásticamente la cantidad de energía utilizada. Los dispositivos basados ​​en este tipo de transistor de potencia ultra baja, desarrollado por los ingenieros de la Universidad de Cambridge, podrían funcionar durante meses o incluso años sin una batería ‘recogiendo’ energía de su entorno.

Usando un principio similar al de un ordenador en modo de suspensión, el nuevo transistor aprovecha una pequeña “fuga” de corriente eléctrica para sus operaciones. Esta fuga, como el agua que gotea de un grifo defectuoso, es una característica de todos los transistores, pero esta es la primera vez que ha sido capturada y utilizado de forma eficaz. Los resultados, publicados en la revista Science, abren nuevas vías para el diseño de sistemas para la Internet de las cosas, en el que la mayor parte de las cosas con las que interactuamos todos los días estarán conectadas a Internet.

Los transistores se pueden producir a bajas temperaturas y se pueden imprimir en casi cualquier material, desde vidrio a plástico y hasta poliéster y papel. Desde Cambridge dicen que están desafiando la percepción convencional de cómo debe ser un transistor.

Con este nuevo diseño se pone solución a un de los principales problemas que impiden el desarrollo de transistores de potencia ultra bajas, es decir, la capacidad de producirlos en tamaños muy pequeños. Con este desarrollo se pueden mantener los electrodos independientes el uno del otro, de modo que los transistores se pueden hacer a pequeña escala.