El desecho de una planta se convierte en fibra de carbono para automóviles y aviones

El desecho de una planta se convierte en fibra de carbono para automóviles y aviones
  • Esta fibra de carbono fabricada con lignina sería más sostenible y menos costosa que las fibras que se producen actualmente

El uso de plantas y árboles para fabricar productos como el papel o el etanol deja un residuo llamado lignina, un componente de las paredes celulares de las plantas. Habitualmente estas sobras de lignina se queman o son arrojadas en vertederos. Ahora, los investigadores han conseguido transformar la lignina en fibra de carbono para producir un material de bajo costo lo suficientemente fuerte como para construir partes de automóviles o aviones.

“La lignina es una molécula aromática compleja que se quema principalmente para hacer vapor en una planta de biorefinería, un proceso relativamente ineficiente que no crea mucho valor”, dice Birgitte Ahring, Ph.D., investigadora principal del proyecto.

“Encontrar mejores maneras de usar lignina sobrante es realmente lo que queremos. Queremos usar los residuos de la biorefinería para crear valor. Queremos usar un producto de bajo valor para crear un producto de alto valor, lo que hará que las biorrefinerías sean sostenibles”.

Además, hay beneficios potenciales de la fibra de carbono. Esta fibra de carbono fabricada con lignina sería más sostenible y menos costosa que las fibras que se producen actualmente. La fibra de carbono que se encuentra en los coches modernos y los aviones se hacen típicamente de Poliacrilonitrilo  (PAN), que es un polímero caro, no renovable.

“El PAN puede contribuir alrededor de la mitad del coste total de la fabricación de fibra de carbono”, dice Jinxue Jiang, Ph.D. Es investigador postdoctoral en el laboratorio de Ahring de la Universidad Estatal de Washington. “Nuestra idea es reducir el coste de fabricar fibra de carbono mediante el uso de materiales renovables, como la lignina”.

Otros investigadores han tratado de fabricar fibras de carbono con un 100% de lignina, dice Jiang, pero terminaron con una fibra demasiado débil para la industria automotriz. “Queríamos combinar la alta resistencia del PAN con el bajo costo de la lignina para producir una fibra de carbono adecuada para el automóvil”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>