La carrera cuántica acelera el desarrollo del chip cuántico de silicio

La carrera cuántica acelera el desarrollo del chip cuántico de silicio

La carrera mundial para crear procesadores cuánticos mejores y más confiables está progresando rápidamente. Un un equipo de científicos de TU Delft dirigido por el profesor Vandersypen mostraron que la información cuántica de un giro de electrones puede ser transportada a un fotón en un chip cuántico de silicio. Esto es importante para conectar bits […]

La carrera mundial para crear procesadores cuánticos mejores y más confiables está progresando rápidamente. Un un equipo de científicos de TU Delft dirigido por el profesor Vandersypen mostraron que la información cuántica de un giro de electrones puede ser transportada a un fotón en un chip cuántico de silicio. Esto es importante para conectar bits cuánticos a través del chip y permitir escalar hasta grandes cantidades de qubits. Su trabajo fue publicado en la revista Science.

La computadora cuántica del futuro podrá realizar cálculos mucho más allá de la capacidad de las computadoras actuales. Las superposiciones cuánticas y el enredo de bits cuánticos (qubits) hacen posible realizar cálculos paralelos. Los científicos y las empresas de todo el mundo se dedican a crear chips cuánticos cada vez mejores con cada vez más bits cuánticos. QuTech en Delft está trabajando duro en varios tipos de chips cuánticos.

Material familiar

El núcleo de los chips cuánticos está hecho de silicio. “Este es un material con el que estamos muy familiarizados”, explica el profesor Lieven Vandersypen de QuTech y el Instituto Kavli de Nanociencia Delft, “el silicio se usa ampliamente en los transistores y, por lo tanto, se puede encontrar en todos los dispositivos electrónicos”. Pero el silicio es también un material muy prometedor para la tecnología cuántica. Pho candidato Guoji Zheng: “Podemos utilizar campos eléctricos para capturar electrones individuales en silicio para su uso como bits cuánticos. Este es un material atractivo, ya que garantiza que la información en el qubit se puede almacenar durante mucho tiempo”.

Sistemas grandes

Hacer cálculos útiles requiere un gran número de qubits y es este aumento a números grandes lo que está generando un desafío en todo el mundo. “Para usar muchos qubits al mismo tiempo, deben estar conectados entre sí, debe haber una buena comunicación”, explica el investigador Nodar Samkharadze. En la actualidad, los electrones que se capturan como qubits en silicio solo pueden establecer contacto directo con sus vecinos inmediatos. Nodar: “Eso hace que sea difícil escalar hasta grandes cantidades de qubits”.

Una carrera a alta velocidad

Otros sistemas cuánticos usan fotones para interacciones a larga distancia. Durante años, este también fue un objetivo principal para el silicio. Solo en los últimos años varios científicos han progresado en esto. Los científicos de Delft ahora han demostrado que un solo giro de electrones y un solo fotón se pueden acoplar en un chip de silicio. Este acoplamiento permite, en principio, transferir información cuántica entre un spin y un fotón. Guoji Zheng: “Esto es importante para conectar bits cuánticos distantes en un chip de silicio, lo que allana el camino para aumentar la escala de bits cuánticos en chips de silicio”.

Spintronics y nanofotónicos combinados en material 2-D

Spintronics y nanofotónicos combinados en material 2-D

La espintrónica en materiales de solo unos pocos átomos de espesor es un campo emergente en el que el “giro” de los electrones se utiliza para procesar datos, en lugar de la carga. Desafortunadamente, el giro solo dura muy poco tiempo, lo que hace (hasta ahora) difícil de explotar en electrónica. Investigadores del Instituto Kavli […]

La espintrónica en materiales de solo unos pocos átomos de espesor es un campo emergente en el que el “giro” de los electrones se utiliza para procesar datos, en lugar de la carga. Desafortunadamente, el giro solo dura muy poco tiempo, lo que hace (hasta ahora) difícil de explotar en electrónica. Investigadores del Instituto Kavli de Nanociencia en TU Delft, en colaboración con el Instituto AMOLF de la Organización de Investigación Científica de los Países Bajos, ahora han encontrado la manera de convertir la información del espín en una señal de luz predecible a temperatura ambiente. El descubrimiento acerca los mundos de la espintrónica y la nanofotónica y podría conducir al desarrollo de una forma eficiente de energía de procesamiento de datos, por ejemplo, en centros de datos. Los investigadores dieron cuenta de sus resultados en Science.

La investigación giró en torno a una nanoconstrucción que consta de dos componentes: un hilo de plata extremadamente delgado y un material 2D llamado disulfuro de tungsteno. Los investigadores unieron el hilo de plata a una rebanada de disulfuro de tungsteno que mide solo cuatro átomos de espesor. Usando luz circularmente polarizada, crearon lo que se conoce como ‘excitones’ con una dirección de rotación específica. La dirección de ese giro podría iniciarse utilizando la dirección de rotación de la luz láser.

Estado original

Los excitones son en realidad electrones que han rebotado en su órbita. Con esta técnica, el rayo láser asegura que los electrones se lanzan a una órbita más amplia alrededor de un “orificio” cargado positivamente, de forma muy similar a un átomo de hidrógeno. Los excitones así creados quieren volver a su estado original. En su regreso a la órbita más pequeña, emiten un paquete de energía en forma de luz. Esta luz contiene la información de giro, pero emitió en todas las direcciones.

Para permitir que la información de giro se ponga en uso, los investigadores de Delft volvieron a un descubrimiento anterior. Habían demostrado que cuando la luz se mueve a lo largo de un nanoalambre, se acompaña de un campo electromagnético giratorio muy cerca del cable: gira en el sentido de las agujas del reloj en un lado del cable y en sentido antihorario en el otro lado. Cuando la luz se mueve en la dirección opuesta, las direcciones de giro también cambian. Por lo tanto, la dirección de rotación local del campo electromagnético se bloquea uno a uno en la dirección con la cual la luz viaja a lo largo del cable. “Usamos este fenómeno como un tipo de combinación de cerradura”, explica Kuipers. ‘Un excitón con una dirección de rotación particular solo puede emitir luz a lo largo del hilo si corresponden las dos direcciones de rotación’.

Baterías acuosas altamente elásticas

Baterías acuosas altamente elásticas

El desarrollo actual de materiales de batería estirable que imitan las funciones de la naturaleza se ha convertido en un área de investigación muy interesante, necesaria para la próxima ola de dispositivos electrónicos portátiles. Un estudio reciente, afiliado a UNIST ha presentado un compuesto híbrido de carbono/polímero híbrido (HCP) similar a Jabuticaba que se desarrolló […]

El desarrollo actual de materiales de batería estirable que imitan las funciones de la naturaleza se ha convertido en un área de investigación muy interesante, necesaria para la próxima ola de dispositivos electrónicos portátiles.

Un estudio reciente, afiliado a UNIST ha presentado un compuesto híbrido de carbono/polímero híbrido (HCP) similar a Jabuticaba que se desarrolló en un colector de corriente estirable utilizando un proceso de solución simple y rentable. Utilizando el composite HCP como un colector de corriente estirable, el equipo de investigación ha desarrollado, por primera vez, una batería recargable de iones de litio (ARLB) altamente elástica basada en electrolitos acuosos.

Este avance ha sido liderado por el Profesor Soojin Park en la Escuela de Energía e Ingeniería Química en colaboración con el Profesor Kwanyong Seo y el Profesor So Youn Kim en la Escuela de Energía e Ingeniería Química en UNIST.

Los dispositivos electrónicos estirables recientemente han atraído una atención tremenda como dispositivos de próxima generación debido a su inmensa flexibilidad. El creciente interés y demanda de la electrónica flexible ha impulsado la búsqueda de electrodos altamente elásticos con alta durabilidad mecánica y alta conductividad eléctrica durante la deformación. Aunque se han propuesto muchos métodos para estos electrodos, ninguno de ellos ha logrado simultáneamente lograr una alta capacidad de estiramiento para los electrodos y tener un proceso de fabricación escalable.

El profesor Park resolvió tales problemas utilizando un compuesto polimérico conductor, compuesto de rellenos de carbono híbridos similares a Jabuticaba que contienen nanotubos de carbono y negro de humo en un proceso de solución simple. La forma de esta estructura se parecía a la de un árbol Jabuticaba, el grapetree brasileño.

El equipo de investigación observó que se encontró que el compuesto HCP retiene eficazmente su conductividad eléctrica, incluso bajo altas tasas de deformación. Esto lo hace adecuado para su uso en baterías acuosas de Li-ion altamente elásticas.

“Se espera que nuestros hallazgos amplíen el número de nanocompuestos estirable con propiedades electroquímicas y mecánicas disponibles para su uso en una amplia variedad de aplicaciones”, dice el profesor Seo, que estuvo a cargo de la fabricación de colectores de corriente estirable.

Se realizó un análisis detallado de los comportamientos de percolación de la carga conductiva dentro del material compuesto usando una medición SAXS in situ bajo estiramiento, que reveló que los diferentes tipos de carbono en la carga condujeron a la formación de redes de cosupporte altamente interconectadas. El profesor So Youn Kim dirigió los experimentos SAXS in situ. SAXS es ​​una técnica muy útil para medir el comportamiento de los nanofillers en matrices de polímeros. Además, el equipo de investigación ha desarrollado, por primera vez, ARLB estirable como fuente de alimentación estirable, utilizando el compuesto HCP como un colector de corriente estirable y han suministrado energía estable a un LED incluso bajo una tensión del 100%.

Los cinco magníficos de 2018 tecnología al servicio de las empresas

Los cinco magníficos de 2018: tecnología al servicio de las empresas

En 2022 se estima que existirán más de 18.000 millones de dispositivos IoT que se comunicarán entre sí. ​​Más y mejores bots. Todo apunta a que ésta será la tecnología que revolucionará 2018 y es que la mayoría de los sectores darán el salto a los chatbots en tareas automatizables como la atención a clientes finales. […]

  • En 2022 se estima que existirán más de 18.000 millones de dispositivos IoT que se comunicarán entre sí.

​​Más y mejores bots. Todo apunta a que ésta será la tecnología que revolucionará 2018 y es que la mayoría de los sectores darán el salto a los chatbots en tareas automatizables como la atención a clientes finales. No cabe duda de que los chats se han convertido en el canal principal de comunicación de grandes y pequeños. De hecho, el Barómetro del Retrato del jubilado en España de VidaCaixa asegura que el 70% de los jubilados utiliza diariamente WhatsApp. Lo que convierte a los chatbots en un canal muy interesante para todas las edades.

Interfaz de voz. Desde que las principales apps de mensajería introdujeron la opción de enviar mensajes de voz, el uso de audios no ha dejado de crecer. Esta realidad también afectará a los chatbots, que empezarán a incluir esta funcionalidad conversacional y pasarán a entender los mensajes de voz que los usuarios envíen a lo largo de 2018. Pero esto no es todo. En el futuro se preferirá hablar a escribir y otro ejemplo de ello son los asistentes de voz como Alexa Echo, el asistente de voz de Amazon, que fue uno de los tres productos más vendidos el pasado Black Friday, según cifras de la propia compañía.

Inteligencia Artificial. Su implantación es tal que, según un estudio elaborado por IDC, en 2020 un 40% de las iniciativas de Transformación Digital se apoyará en tecnologías cognitivas, Inteligencia Artificial y robótica. Y es que este campo no para de evolucionar. “Actualmente, los motores de Inteligencia Artificial tienen la posibilidad de capturar el sentimiento de quien nos escribe, es decir, saber si nuestro cliente está enfadado y, en base a ello, tomar determinadas decisiones” afirma Ángel Hernández, socio de Chatbot Chocolate.

Internet de las Cosas (IoT). Este concepto hace referencia al proceso de vinculación de objetos cotidianos con Internet, proceso que permite a los electrodomésticos estar conectados a una red online gracias a la cual se pueden manejar sus funcionalidades. Hoy en día, muchas compañías ya han desarrollado productos que permiten esta vinculación. Entre ellos destacan Echo de Amazon o el Google Home. El éxito de este tipo de sistemas apunta a un crecimiento exponencial. Tal es así que, en 2022, se estima que existirán más de 18.000 millones de dispositivos IoT que se comunicarán entre sí.

Blockchain. Más allá de los archiconocidos Bitcoin y Etherum, no cabe duda de que la implicación de la tecnología que está detrás –el blockchain- permite coordinar la información de millones de dispositivos al tiempo que asegura un registro inmutable y permanente en ámbitos más amplios que el de las monedas virtuales. De hecho, a día de hoy ya se han invertido más de 1.500 millones de euros en este sector.

Para Hernández, “muchas de las tendencias tecnológicas impactan de lleno en el crecimiento de los chatbots, hablamos tanto de reconocimiento de voz, como de Inteligencia Artificial; pero existen otros ámbitos, como el marketiniano que también seguirán evolucionando, y otros modelos de atribución estadísticos seguirán tomando peso durante el 2018 más allá del ‘multitouch attribution’”.

La velocidad, la seguridad y el Big Data en el mercado de las soluciones para redes empresariales son tendencia en 2018

La velocidad, la seguridad y el Big Data en el mercado de las soluciones para redes empresariales son tendencia en 2018

Actualmente existe una mayor conectividad y cada vez son más las empresas que buscan una transformación digital real de su negocio, convirtiéndose el papel de las redes empresariales en mucho más que crítico. Tendencias como la movilidad de los trabajadores, el aumento del uso del Internet de las Cosas y la proliferación de aplicaciones en […]

Actualmente existe una mayor conectividad y cada vez son más las empresas que buscan una transformación digital real de su negocio, convirtiéndose el papel de las redes empresariales en mucho más que crítico. Tendencias como la movilidad de los trabajadores, el aumento del uso del Internet de las Cosas y la proliferación de aplicaciones en la nube demandan más que nunca que las empresas aumenten sus infraestructuras de red para ser capaces de mantenerse al día con los constantes cambios.

A medida que aumenta la velocidad de las redes empresariales, los responsables de la gestión de estas redes han de hacer frente a una verdad incómoda: los problemas que afectan a la red se multiplican a una velocidad cada vez mayor dice Brendan O’Flaherty. Si puedes analizar tan solamente un porcentaje del tráfico en una red de 10 Gbps, analizarás un porcentaje aún menor del tráfico de una red de 100 Gbps. A esa velocidad, la fuente del problema tendrá ‘más lugares donde esconderse, haciendo que las estrategias de muestreo sean más susceptibles a falsos positivos y falsos negativos.

Cuando se inicia una captura y análisis de paquetes después de que ocurra el problema, en la mayoría de los casos, los paquetes capturados pueden no estar asociados al problema y, por lo tanto, es casi imposible realizar un análisis de causa raíz. La solución adecuada es la de un sistema de monitoreo de red continuo que permita mantener un registro de todas las actividades de la red sin que haya impacto en el almacenamiento ni en la propia red.

Respecto a las tendencias en Big Data: “A medida que las empresas observan aumentos cuantitativos en los datos transportados a través de sus redes, se pone de manifiesto la teoría que dice que cualquier conjunto de datos más grande proporcionará más información accionable que un conjunto de datos más pequeño. Pero los profesionales están empezando a reconocer las limitaciones de los macrodatos: primero, porque más datos no equivalen a extraer datos significativos; y segundo, porque puede resultar demasiado costoso a nivel informático encontrar aquellos datos que pueden proporcionar información realmente valiosa”.

El Big Data genera valor a partir del almacenamiento y procesamiento de grandes cantidades de información digital, pero sigue existiendo el reto de que esta información no puede analizarse con precisión con las técnicas o arquitectura tradicionales y según el McKinsey Global Institute se estima que el volumen de datos está creciendo un 40% al año, y que seguirá creciendo 44× entre 2009 y 2020″.

 

 

Aumenta el uso del Big Data y de la analítica avanzada en las empresas

Aumenta el uso del Big Data y de la analítica avanzada en las empresas

El Centro de Excelencia en Big Data de Barcelona, ​​impulsado por Eurecat, Oracle, la Generalitat de Catalunya y el Ayuntamiento de Barcelona, ​​destaca que el aumento de la oferta de herramientas que facilitan el procesamiento y la analítica avanzada de los datos, la inteligencia inteligencia artificial y el aprendizaje automático abre un nuevo escenario que permite […]

El Centro de Excelencia en Big Data de Barcelona, ​​impulsado por Eurecat, Oracle, la Generalitat de Catalunya y el Ayuntamiento de Barcelona, ​​destaca que el aumento de la oferta de herramientas que facilitan el procesamiento y la analítica avanzada de los datos, la inteligencia inteligencia artificial y el aprendizaje automático abre un nuevo escenario que permite que “más empresas puedan tomar mejores decisiones operativas basándose en las evidencias de una información cada vez más precisa y fiable”.

Según el director del Big Data CoE Barcelona, ​​Marc Torrent, en los últimos años “ha habido grandes avances en el rendimiento de las bases de datos” y se ha experimentado “un incremento importante de la capacidad de procesamiento por una fracción del coste”.

Esto también se aplica al tratamiento en tiempo real de los datos (Streaming Analytics), que “permite a las organizaciones trabajar con la información en el mismo momento en el que se genera”, subraya Torrent, que dirige el equipo de Data Science y Big Data Analytics de Eurecat.

En palabras de Daniel González, Business Data Analyist del Centro de Excelencia en Big Data de Barcelona, ​​uno de los cambios más destacables es que “un buen número de herramientas analíticas disponibles en el mercado ya están pensadas para ser utilizadas en forma de autoservicio para usuarios no expertos y resuelven aspectos de usabilidad, estabilidad, compatibilidad o facilidad de mantenimiento, sin largos periodos de planificación y formación”.

Este hecho está permitiendo “una democratización de la información y una mejora de la productividad de las empresas que las quieran adoptar”, según apunta el Grupo de Investigación en Big Data en el último Libro Blanco sobre madurez tecnológica, publicado este segundo semestre de 2017.

La publicación revisa las características de las principales bases de datos, los sistemas de procesamiento en paralelo y los algoritmos de analítica avanzada. También describe las plataformas más utilizadas y las claves por las que destacan. Asimismo, apunta los retos que presenta esta tecnología y que pasan por “la interoperabilidad y la integración de los datos, su gobierno, la seguridad y la privacidad y las arquitecturas basadas en micro-servicios”.

En este sentido, González señala que “si bien es cierto que muchas organizaciones han empezado a diseñar su estrategia de datos, la adopción de analítica de datos a nivel de negocio requiere afrontar aspectos organizativos, rediseñar algunos procesos y grandes dosis de coordinación y comunicación para la gestión del cambio”.

Finalmente, el informe resalta que la visión de los datos como activo estratégico de la empresa y la evolución de los modelos “as a service” está impulsando un número creciente de organizaciones a mover su infraestructura informática en la nube (o de los híbridos), lo que permite “mejorar los gastos fijos, ajustar mejor el coste por uso y reducir el mantenimiento técnico”, añade el director del Big Data CoE Barcelona.

Los experimentos de rayos X sugieren una alta capacidad de ajuste del material 2-D

Los experimentos de rayos X sugieren una alta capacidad de ajuste del material 2-D

Para ver qué está impulsando el comportamiento exótico en algunos materiales atómicamente delgados o en 2-D, y descubrir qué sucede cuando se apilan como ladrillos de Lego en diferentes combinaciones con otros materiales ultrafinos, los científicos quieren observar sus propiedades en las escalas más pequeñas posibles. En un estudio publicado el 22 de enero en […]

Para ver qué está impulsando el comportamiento exótico en algunos materiales atómicamente delgados o en 2-D, y descubrir qué sucede cuando se apilan como ladrillos de Lego en diferentes combinaciones con otros materiales ultrafinos, los científicos quieren observar sus propiedades en las escalas más pequeñas posibles.

En un estudio publicado el 22 de enero en la revista Nature Physics, los investigadores se centraron en las firmas del comportamiento exótico de los electrones en un material en 2-D con resolución a microescala.

Las nuevas ideas recogidas de estos experimentos muestran que las propiedades del material semiconductor bidimensional que estudiaron, llamado disulfuro de tungsteno (WS2), pueden ser altamente ajustables, con posibles aplicaciones para la electrónica y otras formas de almacenamiento, procesamiento y transferencia de información.

Esas aplicaciones podrían incluir dispositivos de próxima generación generados a partir de campos emergentes de investigación como espintrónica, excitónica y valletronica. En estos campos, los investigadores buscan manipular propiedades como el momento y los niveles de energía en los electrones de un material y partículas de contrapartida para transportar y almacenar de manera más eficiente la información, análoga a la inversión de unos y ceros en la memoria convencional de la computadora.

Spintronics, por ejemplo, se basa en el control de una propiedad inherente de los electrones conocida como spin, en lugar de su carga; Los excitónicos pueden multiplicar los portadores de carga en los dispositivos para mejorar la eficiencia en paneles solares e iluminación LED; y Valleytronics usaría separaciones en las estructuras electrónicas de un material como bolsas distintas o “valles” para almacenar información.

La señal que midieron usando MAESTRO (Microscopic and Electronic Structure Observatory) reveló una división sustancialmente mayor entre dos niveles de energía, o “bandas”, asociados con la estructura electrónica del material. Este aumento en la división es un buen augurio para su uso potencial en dispositivos espintrónicos.

WS2 ya es conocido por interactuar fuertemente con la luz, también. Los nuevos hallazgos, junto con sus propiedades previamente conocidas, lo convierten en un candidato prometedor para optoelectrónica, en el que los dispositivos electrónicos se pueden utilizar para controlar la liberación de luz, y viceversa.

 

Predicciones sobre la inteligencia artificial para 2018

Predicciones sobre la inteligencia artificial para 2018

Sage, líder del mercado en soluciones de gestión empresarial en la Nube, lanza cuatro predicciones sobre el camino que tomará la Inteligencia Artificial en 2018: 1.    La IA de apariencia humana se desvanecerá lentamente. Afortunadamente, en 2018, la industria de la Inteligencia Artificial comenzará a dejar de lado el desarrollo de las tecnologías basadas en estructuras […]

Sage, líder del mercado en soluciones de gestión empresarial en la Nube, lanza cuatro predicciones sobre el camino que tomará la Inteligencia Artificial en 2018:

1.    La IA de apariencia humana se desvanecerá lentamente.

Afortunadamente, en 2018, la industria de la Inteligencia Artificial comenzará a dejar de lado el desarrollo de las tecnologías basadas en estructuras físicamente humanas. Como se vio con Sophia, el robot saudí, intentar humanizar la IA al máximo puede perjudicar el progreso real. En consecuencia, los ingenieros y desarrolladores de IA se orientarán a la construcción de terminales de IA basados en algoritmos que respondan, tomen decisiones e interactúen de una forma humana. Además, se presenciará un cambio en la industria a medida que la IA se integre cada vez más en las plataformas y tecnologías que las personas utilicen para ubicar registros públicos, evaluar experiencias de cliente o administrar sus finanzas.

2.    Priorización de los grandes problemas del mundo.

En 2018, la industria de la IA virará hacia la resolución de problemas que afectan a grandes núcleos de población. Hasta ahora, la mayoría de aplicaciones empresariales y de consumo de IA actuales se centran en pequeños problemas de nicho pero el gran reto es que aborde los mayores problemas a los que se enfrenta el mundo de hoy. Las tecnologías actuales ya tienen el potencial de atajar problemas como la gestión de una fuerza de trabajo completa o la solución del cambio climático y, a lo largo de 2018, las empresas de todos los sectores comenzarán a implementar IA para resolver los problemas más significativos y complicados del mundo.

3.    El capital humano complementado con IA traerá consigo resultados óptimos.

Con demasiada frecuencia, se hacen públicos informes que tratan sobre el impacto de la Inteligencia Artificial en el mercado de trabajo y que provocan una situación de pánico innecesaria. A nivel global, se teme el efecto que los avances en IA puedan tener en las futuras oportunidades de empleo, atracción de talento y lugares de trabajo. Aunque algunos empleos serán reemplazados irremediablemente, la mayoría de ellos evolucionará para incorporar y coexistir con la IA, de forma que los beneficios se maximicen para las empresas. El resultado es que, en los próximos meses, las compañías comenzarán a establecer programas de retención para educar a sus empleados no técnicos en cómo trabajar efectivamente con Inteligencia Artificial.

4.    Mayores índices de adopción de Inteligencia Artificial a nivel consumidor.

Uno de los objetivos de la industria de la IA para 2018 es establecer confianza con los consumidores. El trabajo se basará en garantizar que los consumidores se sienten cómodos con los productos y servicios basados en tecnologías de Inteligencia Artificial. Toda esta comunicación se realizará en un lenguaje simple que los consumidores de a pie puedan comprender y les genere confianza. El hecho de que éstos se sientan más cómodos con dicha tecnología permitirá abordar preocupaciones éticas y técnicas generalizadas, así como a maximizar su adopción desde el punto de vista del consumidor genérico.

“Lo que hemos visto hasta ahora sobre Inteligencia Artificial es sólo el principio de todo lo que esta tecnología puede hacer tanto por las empresas como por las personas en su vida cotidiana”, afirma Kriti Sharma, vicepresidenta de Bots e Inteligencia Artificial de Sage.

“Durante este año, la industria de la IA continuará evolucionando y logrará grandes avances. Más personas se familiarizarán con los matices y complejidades de esta tecnología y las aplicaciones de la IA continuarán aumentando y expandiéndose a nuevos sectores. Externamente, se presionará a la industria de la IA para que asuma la responsabilidad de aumentar su transparencia y rendición de cuentas. Asimismo, multitud de compañías y asociaciones de los sectores privado, público y académico, se formarán y verán crecer su conocimiento sobre esta industria”, concluye Sharma.

 

 

Un interruptor superconductor que aprende

Un interruptor superconductor que aprende

Podría impulsar la percepción y la toma de decisiones para aplicaciones como automóviles sin conductor y otras tecnologías. Investigadores del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) han construido un interruptor superconductor que “aprende” como un sistema biológico y que podría conectar procesadores y almacenar recuerdos en computadoras futuras que operan como el cerebro humano. […]

  • Podría impulsar la percepción y la toma de decisiones para aplicaciones como automóviles sin conductor y otras tecnologías.

Investigadores del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) han construido un interruptor superconductor que “aprende” como un sistema biológico y que podría conectar procesadores y almacenar recuerdos en computadoras futuras que operan como el cerebro humano.

El interruptor NIST, descrito en Science Advances, se llama sinapsis, como su contraparte biológica, y proporciona una pieza que falta para las llamadas computadoras neuromórficas. Concebido como un nuevo tipo de inteligencia artificial, tales computadoras podrían impulsar la percepción y la toma de decisiones para aplicaciones tales como automóviles sin conductor y diagnóstico de cáncer.

Una sinapsis es una conexión o cambio entre dos células cerebrales. La sinapsis artificial del NIST (un cilindro metálico en cuclillas de 10 micrómetros de diámetro) es como la realidad, ya que puede procesar los picos eléctricos entrantes para personalizar las señales de salida de los disparos. Este procesamiento se basa en un diseño interno flexible que puede ser ajustado por la experiencia o su entorno. Mientras haya más disparos entre celdas o procesadores, más fuerte es la conexión. Tanto la sinapsis real como la artificial pueden mantener circuitos viejos y crear otros nuevos. Incluso mejor que la realidad, la sinapsis NIST puede disparar mucho más rápido que el cerebro humano – mil millones de veces por segundo, en comparación con una célula cerebral 50 veces por segundo – usando solo un soplo de energía, alrededor de una diezmilésima tanto como una sinapsis humana. En términos técnicos, la energía de adición es menor a 1 attojulio, más baja que la energía de fondo a temperatura ambiente y a la par con la energía química que une dos átomos en una molécula.

 

La sinapsis NIST tiene menores necesidades de energía que la sinapsis humana, y no conocemos ninguna otra sinapsis artificial que consuma menos energía- dice uno de los investigadores.

Este tipo de estudio abre las puertas a muchas aplicaciones y permite mejorar muchos procesos y tecnologías.

Los dispositivos producen electricidad a partir de la luz

Los dispositivos producen electricidad a partir de la luz

Una rectenna o rectenna es un tipo especial de antena que se usa para convertir directamente microondas en corriente continua y son altamente eficientes a la hora de convertir microondas en electricidad. El equipo de investigación que anunció la primera recepción óptica en 2015 ahora informa una mejora de la eficiencia de dos veces en los dispositivos, y un […]

Una rectenna o rectenna es un tipo especial de antena que se usa para convertir directamente microondas en corriente continua y son altamente eficientes a la hora de convertir microondas en electricidad.

El equipo de investigación que anunció la primera recepción óptica en 2015 ahora informa una mejora de la eficiencia de dos veces en los dispositivos, y un cambio a materiales de diodos estables al aire. Las mejoras podrían permitir que las rectennas, que convierten campos electromagnéticos en frecuencias ópticas directamente a la corriente eléctrica, operen dispositivos de baja potencia como sensores de temperatura.

En última instancia, los investigadores creen que el diseño de sus dispositivos, una combinación de una antena de nanotubos de carbono y un rectificador de diodos, podría competir con las tecnologías fotovoltaicas convencionales para producir electricidad a partir de la luz solar y otras fuentes. La misma tecnología utilizada en las rectenas también podría convertir directamente la energía térmica en electricidad.

Este trabajo supone un avance significativo tanto en la comprensión fundamental como en la eficacia práctica para el dispositivo óptico rectenna”, dice Baratunde Cola, profesor asociado en la Escuela de Ingeniería Mecánica George W. Woodruff en el Instituto de Tecnología de Georgia. “Se abre esta tecnología a muchos más investigadores que pueden unir fuerzas con nosotros para avanzar en la tecnología óptica rectenna para ayudar a impulsar una amplia gama de aplicaciones, incluido el vuelo espacial”.

Las recrenas ópticas operan acoplando el campo electromagnético de la luz a una antena, en este caso una serie de nanotubos de carbono de pared múltiple cuyos extremos se han abierto. El campo electromagnético crea una oscilación en la antena, produciendo un flujo alterno de electrones. Cuando el flujo de electrones alcanza un pico en un extremo de la antena, el diodo se cierra, atrapando los electrones, luego vuelve a abrirse para capturar la siguiente oscilación, creando un flujo de corriente.

La conmutación debe ocurrir a frecuencias de terahercios para que coincida con la luz. La unión entre la antena y el diodo debe proporcionar una resistencia mínima a los electrones que fluyen a través de él mientras están abiertos, pero previene las fugas mientras está cerrado.