Un interruptor superconductor que aprende

Un interruptor superconductor que aprende

Podría impulsar la percepción y la toma de decisiones para aplicaciones como automóviles sin conductor y otras tecnologías. Investigadores del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) han construido un interruptor superconductor que “aprende” como un sistema biológico y que podría conectar procesadores y almacenar recuerdos en computadoras futuras que operan como el cerebro humano. […]

  • Podría impulsar la percepción y la toma de decisiones para aplicaciones como automóviles sin conductor y otras tecnologías.

Investigadores del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) han construido un interruptor superconductor que “aprende” como un sistema biológico y que podría conectar procesadores y almacenar recuerdos en computadoras futuras que operan como el cerebro humano.

El interruptor NIST, descrito en Science Advances, se llama sinapsis, como su contraparte biológica, y proporciona una pieza que falta para las llamadas computadoras neuromórficas. Concebido como un nuevo tipo de inteligencia artificial, tales computadoras podrían impulsar la percepción y la toma de decisiones para aplicaciones tales como automóviles sin conductor y diagnóstico de cáncer.

Una sinapsis es una conexión o cambio entre dos células cerebrales. La sinapsis artificial del NIST (un cilindro metálico en cuclillas de 10 micrómetros de diámetro) es como la realidad, ya que puede procesar los picos eléctricos entrantes para personalizar las señales de salida de los disparos. Este procesamiento se basa en un diseño interno flexible que puede ser ajustado por la experiencia o su entorno. Mientras haya más disparos entre celdas o procesadores, más fuerte es la conexión. Tanto la sinapsis real como la artificial pueden mantener circuitos viejos y crear otros nuevos. Incluso mejor que la realidad, la sinapsis NIST puede disparar mucho más rápido que el cerebro humano – mil millones de veces por segundo, en comparación con una célula cerebral 50 veces por segundo – usando solo un soplo de energía, alrededor de una diezmilésima tanto como una sinapsis humana. En términos técnicos, la energía de adición es menor a 1 attojulio, más baja que la energía de fondo a temperatura ambiente y a la par con la energía química que une dos átomos en una molécula.

 

La sinapsis NIST tiene menores necesidades de energía que la sinapsis humana, y no conocemos ninguna otra sinapsis artificial que consuma menos energía- dice uno de los investigadores.

Este tipo de estudio abre las puertas a muchas aplicaciones y permite mejorar muchos procesos y tecnologías.

Los dispositivos producen electricidad a partir de la luz

Los dispositivos producen electricidad a partir de la luz

Una rectenna o rectenna es un tipo especial de antena que se usa para convertir directamente microondas en corriente continua y son altamente eficientes a la hora de convertir microondas en electricidad. El equipo de investigación que anunció la primera recepción óptica en 2015 ahora informa una mejora de la eficiencia de dos veces en los dispositivos, y un […]

Una rectenna o rectenna es un tipo especial de antena que se usa para convertir directamente microondas en corriente continua y son altamente eficientes a la hora de convertir microondas en electricidad.

El equipo de investigación que anunció la primera recepción óptica en 2015 ahora informa una mejora de la eficiencia de dos veces en los dispositivos, y un cambio a materiales de diodos estables al aire. Las mejoras podrían permitir que las rectennas, que convierten campos electromagnéticos en frecuencias ópticas directamente a la corriente eléctrica, operen dispositivos de baja potencia como sensores de temperatura.

En última instancia, los investigadores creen que el diseño de sus dispositivos, una combinación de una antena de nanotubos de carbono y un rectificador de diodos, podría competir con las tecnologías fotovoltaicas convencionales para producir electricidad a partir de la luz solar y otras fuentes. La misma tecnología utilizada en las rectenas también podría convertir directamente la energía térmica en electricidad.

Este trabajo supone un avance significativo tanto en la comprensión fundamental como en la eficacia práctica para el dispositivo óptico rectenna”, dice Baratunde Cola, profesor asociado en la Escuela de Ingeniería Mecánica George W. Woodruff en el Instituto de Tecnología de Georgia. “Se abre esta tecnología a muchos más investigadores que pueden unir fuerzas con nosotros para avanzar en la tecnología óptica rectenna para ayudar a impulsar una amplia gama de aplicaciones, incluido el vuelo espacial”.

Las recrenas ópticas operan acoplando el campo electromagnético de la luz a una antena, en este caso una serie de nanotubos de carbono de pared múltiple cuyos extremos se han abierto. El campo electromagnético crea una oscilación en la antena, produciendo un flujo alterno de electrones. Cuando el flujo de electrones alcanza un pico en un extremo de la antena, el diodo se cierra, atrapando los electrones, luego vuelve a abrirse para capturar la siguiente oscilación, creando un flujo de corriente.

La conmutación debe ocurrir a frecuencias de terahercios para que coincida con la luz. La unión entre la antena y el diodo debe proporcionar una resistencia mínima a los electrones que fluyen a través de él mientras están abiertos, pero previene las fugas mientras está cerrado.

la innovación es esencial

La innovación es clave para las empresas

La innovación no es algo opcional en el entorno cambiante de hoy en día. Innovar es esencial para todo tipo de empresas de productos y servicios. Hay muchas definiciones de innovación, como convertir una idea en una solución que agrega valor desde la perspectiva del cliente. También la aplicación de ideas que son novedosas y […]

La innovación no es algo opcional en el entorno cambiante de hoy en día. Innovar es esencial para todo tipo de empresas de productos y servicios.

Hay muchas definiciones de innovación, como convertir una idea en una solución que agrega valor desde la perspectiva del cliente. También la aplicación de ideas que son novedosas y útiles. La creatividad, la capacidad de generar ideas nuevas y útiles, es la semilla de la innovación, pero a menos que se aplique y se amplíe, sigue siendo solo una idea.

Estamos de acuerdo con esta frase del gran científico Albert Einstein:

frase einstein 2018

Nosotros apostamos por la innovación en nuestros procesos y servicios.

3 tendencias de innovación en 2018

3 tendencias de innovación en 2018

El 76% de los directivos dice que la inteligencia artificial es fundamental para el éxito futuro de su organización Cada año surgen innovaciones en todo el mundo en todo tipo de ámbitos y sectores. En 2018 se esperan grandes avances en áreas como la inteligencia artificial o la robótica. El 76 por ciento de los […]

  • El 76% de los directivos dice que la inteligencia artificial es fundamental para el éxito futuro de su organización

Cada año surgen innovaciones en todo el mundo en todo tipo de ámbitos y sectores. En 2018 se esperan grandes avances en áreas como la inteligencia artificial o la robótica. El 76 por ciento de los que toman las decisiones empresariales dice que la inteligencia artificial (AI) es fundamental para el éxito futuro de su organización.

Vamos a ver 3 innovaciones para 2018:

-Inteligencia artificial

Los grandes expertos hablan sin parar de la inteligencia artificial y de sus investigaciones. Uno de los avances es el aprendizaje de las máquinas, el llamado Deep Learning, o el lenguaje de procesamiento natural.

-Medirlo todo

Surgirán más programas para medir los resultados de las acciones de las empresas. En 2018, las empresas aprovecharán el “escape de datos” de sus sistemas digitales para cuantificar el negocio y ser aún más productivos. Esta cuantificación surgirá como un impulsor principal de la transformación digital.

Las mejores compañías son más de 40% más productivas que sus competidores, lo que lleva a márgenes operativos de un 30 a un 50% más altos. Entonces los beneficios potenciales son enormes. Cuando se trata de determinar qué afecta la productividad, las empresas dejarán de adivinar y comenzarán a medir. Comenzarán a pasar de tomar decisiones basadas principalmente en historias y sentimientos viscerales, a tomar decisiones basadas en experimentos y resultados medidos.

-Interfaces de usuario naturales

Se trata de experiencias fluidas: interacciones guiadas por voz: no solo comandos de voz, sino diálogos y formas de comunicación más avanzados y naturales que combinan múltiples señales en experiencias significativas y optimizadas. Imagine que está en su casa inteligente, solicitando asistencia digital para ‘proporcionar más información sobre esto’, donde ‘esto’ se resuelve automáticamente utilizando el análisis de la mirada a través de cámaras conectadas. De esta manera, el sistema comprende lo que estabas viendo cuando hiciste la pregunta. Luego, al usar algoritmos de detección de objetos, concluye sobre la clase de objetos a los que se refiere “esto”, para potenciar una respuesta natural e inteligente y un desarrollo de conversación significativo.

Robots inteligentes que no parecerán robots

Robots inteligentes que no parecerán robots

El investigador de la Oregon State University, Yiğit Mengüç, y tres coautores, argumentan que la robótica puede ser inteligente, y la consideran como una “dicotomía entre el cerebro y el cuerpo”. Mengüç y colaboradores de la Universidad de Colorado, Yale University y École Polytechnique Fédérale de Lausanne tienen una visión que busca disolver la suposición […]

El investigador de la Oregon State University, Yiğit Mengüç, y tres coautores, argumentan que la robótica puede ser inteligente, y la consideran como una “dicotomía entre el cerebro y el cuerpo”.

Mengüç y colaboradores de la Universidad de Colorado, Yale University y École Polytechnique Fédérale de Lausanne tienen una visión que busca disolver la suposición básica de que los robots son “máquinas que ejecutan bits de código” o “bots de software” que interactúan con el mundo a través de un instrumento físico “.

“Tomamos un tercer camino: uno que inyecta inteligencia en la materia misma de un robot”, dijo Mengüç, profesor asistente de ingeniería mecánica en la Facultad de Ingeniería de OSU y parte del Instituto de Robótica Colaborativa e Inteligente de la universidad. “El futuro con el que estamos soñando es el de la robótica con material habilitado, algo parecido a los robots que se integran a los objetos cotidianos”.

Como el calzado, por ejemplo.

“Zapatos que son capaces de apoyar de manera inteligente tu modo de andar, cambiar la rigidez mientras corres o caminas, o en función de la superficie en la que estés o la biomecánica del pie”, dijo Mengüç. “Ese es un producto potencial. Ejemplos de ese tipo de inteligencia material abundan en la naturaleza, donde la funcionalidad compleja resulta de sistemas de materiales simples.

“El punto aquí con algo así como un zapato autoajustable es que ya no se parece a un robot: esa es la dirección de ubicuidad que estamos imaginando”.

Mengüç señala que a medida que la tecnología se vuelve más capaz, tiende a seguir un patrón de desaparición en el fondo de la vida cotidiana.

Diseños de innovación en dispositivos optoelectrónicos gracias al grafeno

Diseños de innovación en dispositivos optoelectrónicos gracias al grafeno

Científicos del European Graphene Flagship han logrado observar y seguir, en tiempo real, la forma en que se produce el transporte de calor en las pilas de van der Waals, que consisten en grafeno encapsulado por el material dieléctrico bidimensional BN hexagonal (hBN). En un estudio, publicado recientemente en Nature Nanotechnology titulado “Transferencia de calor […]

Científicos del European Graphene Flagship han logrado observar y seguir, en tiempo real, la forma en que se produce el transporte de calor en las pilas de van der Waals, que consisten en grafeno encapsulado por el material dieléctrico bidimensional BN hexagonal (hBN).

En un estudio, publicado recientemente en Nature Nanotechnology titulado “Transferencia de calor fuera del plano en pilas de van der Waals a través del acoplamiento de fotones electrón-hiperbólicos”, los investigadores del ICFO Klaas-Jan Tielrooij, Niels CH Hesp, Mark B. Lundeberg, Mathieu Massicotte, Peter Schmidt y Diana Davydovskaya, dirigidas por ICREA Prof en ICFO Frank Koppens, en colaboración con investigadores de los Países Bajos, Italia, Alemania y el Reino Unido, han identificado un efecto altamente sorprendente: en lugar de permanecer dentro de la hoja de grafeno, el calor en realidad fluye a las hojas hBN circundantes. Este proceso de transferencia de calor fuera del plano ocurre en una escala de tiempo ultrarrápida de picosegundos (una millonésima de una millonésima de segundo) y, por lo tanto, es dominante sobre los procesos de transferencia de calor competitivos (en el plano).

El proceso de transferencia de calor se produce a través de electrones calientes de grafeno (generados experimentalmente por la luz incidente) que se acoplan a fonon-polaritones hiperbólicos en las láminas de hBN. Estos fonon-polaritones se propagan dentro de la hBN como lo hace la luz en una fibra óptica, pero en este caso para longitudes de onda infrarrojas y a escala nanométrica. Resulta que estos modos hiperbólicos exóticos son muy eficientes para alejar el calor.

Los resultados de este trabajo definitivamente tendrán implicaciones de largo alcance para muchas aplicaciones basadas en el grafeno encapsulado en hBN, a veces denominado plataforma de grafeno de próxima generación, debido a sus propiedades eléctricas superiores. En particular, proporcionará dirección al diseño de dispositivos optoelectrónicos, donde estos procesos de flujo de calor pueden explotarse completamente.