Crean plástico renovable con CO2

Crean plástico renovable con CO2 y plantas no comestibles

Si se encuentra el modo de fabricar este plástico a gran escala se podrá usar en multitud de industrias Ya es posible fabricar plástico renovable sin necesidad de emplear petróleo. Un equipo de científicos de la Universidad de Stanford (EE.UU.) ha descubierto un modo de fabricar plástico (para las botellas que tanto empleamos actualmente, por […]

  • Si se encuentra el modo de fabricar este plástico a gran escala se podrá usar en multitud de industrias

Ya es posible fabricar plástico renovable sin necesidad de emplear petróleo. Un equipo de científicos de la Universidad de Stanford (EE.UU.) ha descubierto un modo de fabricar plástico (para las botellas que tanto empleamos actualmente, por ejemplo) a partir de dióxido de carbono (CO2) y de material vegetal no comestible, como pueden ser los residuos agrícolas o los pastos. Este estudio ha sido publicado en la revista Nature.

Muchos productos de plástico están hechos con un polímero llamado tereftalato de polietileno -PET- o poliéster. Su fabricación produce CO2. Lo que hicieron los científicos fue experimentar con PEF (furanoato depolietileno) que puede obtenerse de la biomasa y es un compuesto alternativo y ecológico.

Lo que se hace es combinar carbonato con CO2 y con furoico, un derivado del furfural (compuesto derivado de varios subproductos de la agricultura, maíz, avena, trigo…) y después se calienta la  mezcla a 200º. El producto resultante es FDCA (ácido 2,5-furandicarboxilico) que se transforma posteriormente en PEF.

Este hallazgo podría usarse en industrias de todo el mundo si se encuentra el modo de fabricar el PEF a gran escala.

Producción rápida y eficiente de la energía de componentes ligeros

Producción rápida y eficiente de la energía de componentes ligeros

Al consolidar los plásticos reforzados con fibra de carbono (CFRP), las capas individuales de fibras de plástico se conectan entre sí bajo presión y altas temperaturas para formar una placa homogénea. Los investigadores han desarrollado un método que es rápido y eficiente a nivel energético, y que también es adecuado para cantidades más pequeñas así […]

Al consolidar los plásticos reforzados con fibra de carbono (CFRP), las capas individuales de fibras de plástico se conectan entre sí bajo presión y altas temperaturas para formar una placa homogénea. Los investigadores han desarrollado un método que es rápido y eficiente a nivel energético, y que también es adecuado para cantidades más pequeñas así como plásticos de alta temperatura: CFRP se irradia directamente en el vacío a través de radiación infrarroja.

La producción actual de CFRP a menudo implica equipos grandes y caros. El polímero fundido se presiona entre las fibras de carbono o de vidrio. Usando este método, el plástico solamente se calienta indirectamente con el molde masivo. Los moldes tienen que ser movidos, calentados cíclicamente con el control de procesos y enfriados de nuevo. Dependiendo del proceso, esto puede requerir una cantidad significativa de energía y tiempo.

Sin embargo, investigadores del Instituto Fraunhofer de Tecnología Química TIC en Pfinztal han descubierto que pueden calentar el CFRP directamente en el vacío con radiación infrarroja. La energía actúa allí donde se necesita y lo hace de forma inmediata. Para la pared del molde, los investigadores han encontrado un material que transmite la radiación infrarroja en el rango de longitud de onda deseada, pero que experimenta casi ninguna expansión de calor interno. Por lo general, los procesos de fabricación anteriores basados en el vacío toman entre 30 minutos y varias horas, dependiendo del espesor del componente. Utilizando el enfoque de TIC, esto se hace en menos de 60 segundos.

Un desafío particular es la fabricación de los paneles sin huecos o bolsas de aire sin ningún desplazamiento de las fibras. El CFRP tiene usos en ámbitos muy diversos. Actualmente se utiliza en automóviles, aviones y artículos deportivos y se está estudiando su uso para otros sectores.