Los investigadores hacen placas más delgadas y fuertes

Los investigadores hacen placas más delgadas y fuertes que pueden ser manipuladas manualmente

Tienen entre 25 y 100 nanómetros de espesor y están hechas de óxido de aluminio Los científicos y los ingenieros están involucrados en todo el mundo para hacer nuevos materiales que sean lo más delgados, ligeros y fuertes como sea posible. Estas propiedades se pueden lograr mediante el diseño de materiales a nivel atómico, pero […]

  • Tienen entre 25 y 100 nanómetros de espesor y están hechas de óxido de aluminio

Los científicos y los ingenieros están involucrados en todo el mundo para hacer nuevos materiales que sean lo más delgados, ligeros y fuertes como sea posible. Estas propiedades se pueden lograr mediante el diseño de materiales a nivel atómico, pero sólo son útiles si se pueden dejar las condiciones cuidadosamente controladas de un laboratorio.

Investigadores de la Universidad de Pennsylvania han creado ahora las placas más delgadas que existen que pueden ser recogidas y manipuladas a mano. A pesar de ser miles de veces más delgadas que una hoja de papel y cientos de veces más delgadas que el film transparente o papel de aluminio que usamos en casa, sus placas onduladas de óxido de aluminio vuelven a su forma original después de ser dobladas y retorcidas.

Esta capacidad de mantenerse en su forma original sin apoyo adicional permitiría a este material, y otros diseñados en sus principios, ser utilizados en la aviación y otras aplicaciones estructurales donde el bajo peso es un bien escaso.

Las placas de los investigadores son de entre 25 y 100 nanómetros de espesor y están hechas de óxido de aluminio, que se deposita de capa atómica en capa atómica (una a la vez) para lograr un control preciso del espesor y su forma distintiva de nido de abeja.

Una bateria de litio oxigeno

Una batería de litio-oxígeno con más del 90% de eficiencia

Una batería de litio-oxígeno con más del 90% de eficiencia Científicos de la Universidad de Cambridge han desarrollado un demostrador de laboratorio que trabaja con una batería de litio-oxígeno que tiene una densidad de energía muy alta, tiene más del 90% de eficiencia, y, hasta la fecha, se puede cargar más de 2000 veces. Estos […]

  • Una batería de litio-oxígeno con más del 90% de eficiencia

Científicos de la Universidad de Cambridge han desarrollado un demostrador de laboratorio que trabaja con una batería de litio-oxígeno que tiene una densidad de energía muy alta, tiene más del 90% de eficiencia, y, hasta la fecha, se puede cargar más de 2000 veces.

Estos avances muestran cómo varios de los problemas que frenan el desarrollo de estos dispositivos podrían ser resuelto.

La batería de litio-oxígeno o de litio-aire se han promocionado como la batería “última” debido a su densidad de energía teórica, que es diez veces mayor que la de una batería de iones de litio. Esta alta densidad de energía sería comparable a la de la gasolina – y permitiría un coche eléctrico con una batería 5 veces más barata y con una quinta parte del peso de las que hay actualmente en el mercado.

Su demostración se basa en un electrodo altamente poroso, ‘esponjoso’ de carbono a partir de grafeno (que comprende un átomo de hojas gruesas de átomos de carbono), y aditivos que alteran las reacciones químicas en el trabajo en la batería, por lo que es más estable y más eficiente. Si bien los resultados, publicados en la revista Science, son prometedores, los investigadores advierten que una batería de litio-aire práctica sigue estando, al menos, a una década de distancia.

 

El polen podría usarse como ánodos en baterías de iones de litio

El polen podría usarse como ánodos en baterías de iones de litio

Investigaciones recientes han desvelado que el polen podría representar una gran ayuda para los fabricantes de baterías por su uso potencial como ánodos en baterías de iones de litio. Las baterías tienen dos electrodos, uno llamado ánodo y otro cátodo. Los ánodos en la mayoría de las baterías de iones de litio de hoy en […]

Investigaciones recientes han desvelado que el polen podría representar una gran ayuda para los fabricantes de baterías por su uso potencial como ánodos en baterías de iones de litio.

Las baterías tienen dos electrodos, uno llamado ánodo y otro cátodo. Los ánodos en la mayoría de las baterías de iones de litio de hoy en día están hechos de grafito. Los iones de litio están contenidos en un líquido llamado electrolito, y estos iones se almacenan en el ánodo durante la recarga. Se ha visto que el polen podría producir arquitecturas de carbono que podrían usarse para aplicaciones de ánodo en dispositivos de almacenamiento de energía.

Hasta el momento los investigadores han probado carbonos derivados del polen de abeja y de una planta herbácea llamada espadaña como ánodos.

Los investigadores procesan el polen en altas temperaturas en una cámara que contiene gas de argón usando un procedimiento llamado pirólisis, produciendo carbono puro en la forma original de las partículas de polen. Se procesaron adicionalmente por calentamiento a una temperatura más baja – sobre 300 grados- en presencia de oxígeno, formando poros en las estructuras de carbono para aumentar su capacidad de almacenamiento de energía.

La investigación mostró que los ánodos de polen podrían ser cargados a diversas velocidades. Cargarlos durante 10 horas dio como resultado una carga completa, mientras que cargarlos durante sólo una hora dio lugar a más de la mitad de la carga total.

Micromecanizado

El micromaquinado y el mecanizado fino representan más del 50% del sector de los sistemas de mecanizado de material por láser

Los pulsos ultracortos permiten, entre otras cosas, evitar deformaciones El  sector de los sistemas de mecanizado de material por láser ha ido aumentando en los últimos años. Una de las razones es que el láser permite nuevas aplicaciones y usos de la técnica de producción en el mecanizado de precisión y el micromecanizado. Dentro del […]

  • Los pulsos ultracortos permiten, entre otras cosas, evitar deformaciones

El  sector de los sistemas de mecanizado de material por láser ha ido aumentando en los últimos años. Una de las razones es que el láser permite nuevas aplicaciones y usos de la técnica de producción en el mecanizado de precisión y el micromecanizado.

Dentro del ámbito de los sistemas de mecanizado de material por láser encontramos el micromaquinado y el mecanizado fino, que engloban más del 50% de este sector.

Los pulsos ultracortos permiten, entre otras cosas, evitar deformaciones. Estos pulsos crean procesos interactivos no lineales que permiten eliminar material sin calentarse y por eso pueden usarse con gran precisión para crear piezas más pequeñas.

Los pulsos ultracortos pueden representar grandes ventajas para muchos sectores, como el sector de la automoción, la óptica, la tecnología médica o el diseño.  Permiten un sistema de mecanizada más preciso, cuidadoso y productivo. Ofrecen resultados con mayor calidad.