Innovar en el sector electrónico el iridato de estroncio

Innovar en el sector electrónico: el iridato de estroncio en dispositivos y sensores

Se ha conseguido multiplicar por 250 la conductividad del iridato de estroncio Investigadores españoles han conseguido los valores más elevados en piezoresistividad jamás registrados en materiales electrocerámicos: han conseguido multiplicar por 250 la conductividad del iridato de estroncio, presionándolo con puntas nanométricas. De esta forma se han superado los valores registrados en materiales de referencia […]

  • Se ha conseguido multiplicar por 250 la conductividad del iridato de estroncio

Investigadores españoles han conseguido los valores más elevados en piezoresistividad jamás registrados en materiales electrocerámicos: han conseguido multiplicar por 250 la conductividad del iridato de estroncio, presionándolo con puntas nanométricas. De esta forma se han superado los valores registrados en materiales de referencia en el sector de la electrónica como los nanohilos de silicio o el grafeno.

La piezoresistividad  es un fenómeno que consiste en que algunos materiales modifican su conductividad eléctrica cuando se les aplica una presión que los deforma.

Esta investigación, publicada en la revista Nanoscale, abre las puertas a utilizar este semiconductor en futuras aplicaciones en transistores, sensores y otros dispositivos especializados. No obstante, el iridato de estroncio es un material poca abundante en nuestro planeta, por lo que los investigadores están buscando materiales alternativos.

La innovación en los negocios

La innovación en los negocios

¿Por qué es importante la innovación empresarial? Ser innovador es esencial para situarse como líder en un sector. Hay varias fuentes diferentes de ideas nuevas e innovadoras disponibles para un negocio, desde dejar que los trabajadores opinen e intervengan hasta la investigación de mercado. El propio personal acostumbra a tener ideas y soluciones a los […]

¿Por qué es importante la innovación empresarial? Ser innovador es esencial para situarse como líder en un sector.

Hay varias fuentes diferentes de ideas nuevas e innovadoras disponibles para un negocio, desde dejar que los trabajadores opinen e intervengan hasta la investigación de mercado. El propio personal acostumbra a tener ideas y soluciones a los problemas existentes a los que se enfrenta una empresa de forma regular. A menudo son un activo muy valioso en la búsqueda de innovación.

Centrar la atención en los productos o servicios que más funcionan y las nuevas tendencias permite ver nuevas líneas de negocio que pueden ser explotadas. Además es importante ver qué están haciendo los competidores para ver si puedes aplicar alguna de sus ideas o procesos a tu propio negocio o mejorar alguno de los procesos actuales. Revisar los procesos existentes para ver si hay algo que podría hacerse mejor es algo sencillo que puede dar muy buenos resultados.

Aprender de los fracasos es también una forma de seguir innovando. Ver lo qué ha fallado permite mejorar y ayuda a impulsar el éxito futuro.

Además de los recursos existentes dentro de una compañía, a menudo puede ser valioso incluir en el proceso de innovación a proveedores, clientes y contactos de negocios, ya que son propensos a tener ideas y contribuciones.

Innovar es un proceso caro, por eso es importante calcular la cantidad de riesgo que implica la innovación en tu negocio y reducir al mínimo tu exposición a la misma con un plan de gestión de riesgos.

 

Conocer bien a los consumidores, una prioridad

Conocer bien a los consumidores, una prioridad

Una empresa no existe sin clientes. Por eso es de vital importancia conocer bien a los consumidores, estudiarlos y ver cómo se comportan para convertirlos en clientes. Conocer al público objetivo de un negocio es, pues, vital. La mayoría de empresas querrían entender mejor a sus clientes pero cada vez es más difícil porque hay […]

Una empresa no existe sin clientes. Por eso es de vital importancia conocer bien a los consumidores, estudiarlos y ver cómo se comportan para convertirlos en clientes. Conocer al público objetivo de un negocio es, pues, vital.

La mayoría de empresas querrían entender mejor a sus clientes pero cada vez es más difícil porque hay más competencia y los clientes son menos leales y menos confiados de lo que solían ser. Esto es especialmente cierto en industrias como el banco, las farmacéuticas, la energía o las aerolíneas.

Los consumidores tienen más poder que nunca gracias a los medios sociales y a la proliferación de opciones. Por eso ofrecer un servicio de calidad es muy importante, además de estar al día sobre la diversidad de clientes y los nichos de mercado.

Para acercarse a este cliente más exigente hay que ponerse en su sitio, mirar más allá del negocio y entender la gama de opciones que puede escoger así como su ecosistema de proveedores, socios, etc .– de los cuales tu puedes formar parte. De esta forma conocerás mejor a los clientes así como a los competidores.

Hay que aprender junto con los clientes y anticiparse a ellos. Concentrarse en lo que querrán mañana es un buen ejercicio y algo que hacen las empresas líderes. Los estudios de mercado y la planificación son herramientas útiles a tener en cuenta. En definitiva, ir un paso por delante de los competidores y conocer a tus clientes y clientes potenciales de la forma más profunda posible.