Cómo obtener una ventaja competitiva en los negocios

Cómo obtener una ventaja competitiva en los negocios

Una empresa que quiera tener una ventaja competitiva debe crear una ventaja sobre sus competidores. En el mundo de los negocios, especialmente en la economía actual, cada ventaja cuenta para establecer tu empresa en la parte superior de la industria. Ganar una ventaja competitiva requiere de una planificación estratégica y una amplia investigación. -Aprende de […]

Una empresa que quiera tener una ventaja competitiva debe crear una ventaja sobre sus competidores. En el mundo de los negocios, especialmente en la economía actual, cada ventaja cuenta para establecer tu empresa en la parte superior de la industria. Ganar una ventaja competitiva requiere de una planificación estratégica y una amplia investigación.

-Aprende de los competidores pero también de los clientes

No debes tener miedo de tu competencia sino todo lo contrario; utilízala como una herramienta de aprendizaje y evalúa su modelo de negocio. Conoce las fortalezas y las debilidades de tus competidores.

-Mercado objetivo

Un mercado objetivo es un grupo específico de consumidores a la que una empresa dirige sus productos y servicios. Un mercado objetivo se distingue por características o necesidades socioeconómicas, demográficas y características o necesidades comunes que lo hace ser la mejor audiencia en la que centrarse para vender. Descubre qué empresas se dirigen a tu mismo mercado objetivo. ¿Cómo se diferencian de otras empresas en la industria? ¿Dónde están ubicados?

-Innovación

Mantente a la vanguardia. Una vez que hayas ganado una ventaja competitiva, tu trabajo está lejos de estar acabado. Para tener éxito, tendrás que mantener continuamente tu ventaja competitiva. Después de todo, tus competidores no van a sentarse y pueden cogerte parte de tu cuota de mercado. Por eso debes seguir innovando.

Cómo liderar una empresa

Cómo liderar una empresa

Las empresas del sector industrial son cada vez más competitivas e intentan fomentar aspectos como el desarrollo, la innovación y el liderazgo para destacar en sus respectivos sectores. Todos estos ámbitos tienen sus propias características y dificultades pero, en concreto, el liderazgo, suele parecer más sencillo. Lo cierto es que los estudios y las diferentes […]

Las empresas del sector industrial son cada vez más competitivas e intentan fomentar aspectos como el desarrollo, la innovación y el liderazgo para destacar en sus respectivos sectores.

Todos estos ámbitos tienen sus propias características y dificultades pero, en concreto, el liderazgo, suele parecer más sencillo. Lo cierto es que los estudios y las diferentes encuestas dicen que las empresas deben aspectos del liderazgo.

Para tener buenos líderes hay que:

1. Revisar la realidad

Averiguar lo que los demás piensan de nuestro estilo de liderazgo puede ser una gran revelación y es, a menudo, el piloto más poderoso para el cambio. Por ejemplo, utilizando una encuesta de ​​en la que se recibe retroalimentación de los empleados, compañeros y gerente, podemos obtener un poco de información concreta sobre un tema a veces intangible. Se puede utilizar una herramienta existente o bien simplemente dejar constancia a los empleados de que se está buscando retroalimentación sobre el ámbito de liderazgo corporativo con el fin de mejorar.  Para conseguirlo hay que crear un ambiente de confianza y seguridad, donde los empleados puedan hablar sin presiones ni represalias.

2. No utilizar el poder de la posición de líder para hacer las cosas

Si los trabajadores o colaboradores de la empresa se preguntan por qué ciertas cosas se hacen, o la lógica de las decisiones de los líderes corporativos, nunca se debe presumir de rango de líder al dar la respuesta. Un componente crítico de un liderazgo eficaz es conseguir la aceptación por parte del equipo. No es efectivo decir que la decisión es la correcta porque uno es el jefe y sabe lo que se hace. El equipo puede no estar siempre de acuerdo con lo que se está haciendo, pero es más propenso a respetar las decisiones si los líderes se toman el tiempo para explicar su razón de ser.

3. Dar libertad a los trabajadores

Controlar o gestionar de forma estricta a los trabajadores no es nada recomendable. En su lugar, habría que darles la libertad necesaria para realizar acciones y tomar decisiones. La confianza es un componente vital de liderazgo.

4. Escuchar, escuchar y escuchar

Si hay personas infelices o descontentas en su negocio, seguramente en algún momento han tratado de decirle cuál es el problema. Es probable que la cúpula de la empresa no las estuviera escuchando, o tal vez anticipan la reacción que va a tener y simplemente no dicen nada.

Escuchar es una de las mayores habilidades para desarrollar, independientemente de su función. Los buenos oyentes están realmente interesados​​, transmiten empatía y quieren saber qué hay detrás de la conversación. Los grandes líderes son grandes oyentes, sin excepción alguna.

5. No dar soluciones

Los administradores a menudo alcanzar sus posiciones después de ser especialistas técnicos. Por eso tienden a dar su opinión o punto de vista sobre la forma de “arreglar” situaciones o problemas. A menuda creen que es más rápido decirle a alguien qué hacer, o lo hacen ellos mismos, en vez de dar una oportunidad a los empleados de averiguarlo. Al proporcionar siempre las respuestas, los gerentes eliminan la oportunidad para que sus empleados aprendan y vengan con una alternativa de hacer las cosas.

6. Ser constructivo

Las habilidades del lenguaje y la comunicación hacen que los líderes destaquen. Hay que intentar no ser crítico con los demás y no hacer sólo comentarios negativos. Tomar un respiro y reformular las palabras para transmitir el mensaje suele funcionar. Las empresas con un buen liderazgo siempre encuentran una manera de decir las cosas con calma y de forma constructiva.

mantener una comunicación abierta

Mantener una comunicación abierta en la empresa para tener éxito

La comunicación abierta es un concepto que casi todas las empresas dicen que valoran pero muy pocas utilizan. La importancia de un ambiente de negocios abierto está clara: una empresa puede sobrevivir sin una comunicación abierta y fluida pero muy pocas organizaciones prosperan sin ella. Todos los equipos de una empresa se construyen sobre una […]

La comunicación abierta es un concepto que casi todas las empresas dicen que valoran pero muy pocas utilizan. La importancia de un ambiente de negocios abierto está clara: una empresa puede sobrevivir sin una comunicación abierta y fluida pero muy pocas organizaciones prosperan sin ella.

Todos los equipos de una empresa se construyen sobre una base sólida de confianza. Este valor es necesario para cultivar un ambiente de comunicación abierta. La confianza crece con el tiempo y se basa en la labor de los miembros individuales de un equipo para hacer y mantener compromisos. Las relaciones se van construyen poco a poco mediante una constante comunicación abierta y honesta.

El compromiso es un aspecto muy importante en el mundo empresarial. Sin duda, el compromiso mejora el rendimiento. Llevar a cualquier trabajador hacia un nivel más alto de rendimiento implica llevarlo a ese lugar donde las relaciones son sólidas y de confianza.

Un alto compromiso significa que los empleados se preocupan profundamente por su empleo, se sienten como si fueran parte del equipo, tienen una mayor visión y llevan sus fortalezas a su trabajo. Nada de esto es posible a menos que los empleados sientan que la empresa para la que trabajan se preocupa por ellos, valora su trabajo, tiene sus mejores intereses en mente y los acepta como parte de un equipo integral.

La comunicación es clave para llegar a este nivel de compromiso. Una cultura de comunicación abierta donde se anima a los empleados a compartir sus ideas y sus preocupaciones, tanto positivas como negativas, da a los empleados el sentido de que se los aprecia.

La comunicación es útil para compartir un objetivo con todos los empleados y también para rectificar propósitos que no se adecuan a él. Establecer y comunicar objetivos claros es la forma en que la cúpula de la empresa crea una alineación y unos puntos comunes entre los diferentes departamentos corporativos. Cuanto más abierto es un equipo de liderazgo en compartir su visión de la empresa-que debe incluir sus objetivos, estrategias y valores- más probable es que cada empleado entienda mejor su papel para conseguir la misión corporativa.

En resumen, es recomendable que se compartan de forma abierta las metas, los valores y los inconvenientes relevantes de la compañía aunque no sean buenos. Hay que involucrar al equipo y mantener con él una comunicación eficaz para que sean productivos y positivos.

Baterías de litio con más vida y capacidad

Baterías de litio con más vida y capacidad

Un nuevo método desarrollado para el estudio de los fallos en baterías señala una mejora significativa en la extensión de vida y la capacidad de las baterías de iones de litio. De esta forma se abre el camino hacia un mayor uso de estas baterías junto con las fuentes de energía renovables. Las baterías de […]

Un nuevo método desarrollado para el estudio de los fallos en baterías señala una mejora significativa en la extensión de vida y la capacidad de las baterías de iones de litio. De esta forma se abre el camino hacia un mayor uso de estas baterías junto con las fuentes de energía renovables.

Las baterías de iones de litio se utilizan en los dispositivos móviles y los coches eléctricos y ayudan a almacenar energía a partir de fuentes renovables, aunque son fuentes intermitentes de energía como la eólica y la solar. Pero muchos ciclos de carga y descarga conducen a fallos en la batería y pérdida de su capacidad, lo que limita su vida útil.

Una técnica de rayos X novedosa utilizada en Estados Unidos ha puesto de manifiesto sorprendentes dinámicas en el procesamiento de baterías y sugiere una forma de mitigar los fallos en las mismas, reduciendo al mínimo la generación de energía elástica.

El equipo de investigadores informó de la evidencia de que la historia de ciclos de carga altera los patrones de tensión en las partículas individuales del material de los electrodos de las baterías, entre otros descubrimientos.

Este nuevo enfoque ayudará a revelar los procesos fundamentales que subyacen a la transferencia de carga eléctrica, un enfoque que podría ayudar a guiar el diseño de baterías económicas con una vida útil más larga.